Los modelos de trabajo híbrido exitosos tienen estas 5 cosas en común

Trabajo Híbrido
Artículo

Estemos preparado o no, el trabajo híbrido llegó para quedarse. Nuestra investigación ha descubierto que tres de cada cinco ejecutivos de Fortune 500 creen que hasta el 25% de los colaboradores seguirán teletrabajando a tiempo completo después de la pandemia.

Por Zach D’Amato y Claire Hastwell

Las encuestas que Great Place to Work® aplicó a lo largo de 2020 y hasta mayo de 2021 revelan lo mismo. Palabras como «híbrido», «flexibilidad» y «remoto» fueron mencionadas por más de 53.000 colaboradores cuando se les preguntó qué les gustaba o qué podría mejorar su lugar de trabajo. 

El sentimiento es claro: los días en que todos estábamos juntos en una oficina han terminado. 

«En el futuro, el lugar no debería importar, sino la flexibilidad», dice el CEO de Great Place to Work®, Michael C. Bush. «No pienso en el futuro híbrido como un espacio físico. Pienso en él como en el cuidado de las personas y en darles la flexibilidad necesaria para que tengan una alta sensación de bienestar.» 

Pero a medida que nos adentramos en esta nueva era del trabajo híbrido, el futuro de cómo trabajaremos está aún por ser determinado. ¿Cómo definen las organizaciones la flexibilidad? ¿Qué quieren los colaboradores del lugar de trabajo moderno? ¿Y por qué algunas organizaciones se resisten a este tipo de cambio? 

¿Cómo es una cultura de trabajo híbrido? 

Un modelo de trabajo híbrido es aquel en el que los colaboradores trabajan en las oficinas y en lugares remotos. El acuerdo puede significar que sólo algunos colaboradores esenciales están obligados a trabajar in situ mientras que otros pueden trabajar a distancia, o puede ser que todos los colaboradores tengan la libertad y la flexibilidad de elegir su ubicación y horario de trabajo. 

Pero una cultura de trabajo híbrida exitosa es mucho más que establecer un modelo en torno a los horarios y la ubicación. La cultura de trabajo híbrida es la combinación de sistemas, comportamientos y valores en el lugar de trabajo que atraviesan los equipos presenciales y remotos y que tienen un impacto en la experiencia general de los colaboradores. La cultura del trabajo híbrido es la forma de aunar las diferentes formas de trabajo de las personas.  

Para tener éxito, un lugar de trabajo híbrido se debe tener en cuenta por igual las necesidades de los colaboradores presenciales y de los colaboradores remotos y establecer un acuerdo que beneficie a todos.  

He aquí 5 formas en que los lugares de trabajo híbridos están logrando el éxito: 

1. Confían en los colaboradores 

Para los líderes que encontraron su propio éxito en un entorno de oficina, puede ser difícil imaginar un modelo de trabajo remoto o híbrido que funcione bien, a pesar de que la investigación sobre la productividad a distancia desacredita esta visión. 

Las organizaciones que han implantado con éxito lugares de trabajo híbridos están dispuestas a pasar de un estilo de liderazgo de control a otro más moderno y centrado en las personas, un estilo que confía en los colaboradores para realizar el trabajo desde cualquier lugar. 

La organización de informática NVIDIA lo encarna con una filosofía de «el proyecto es el jefe», en la que son los colaboradores (y sus horarios) los que deciden cuándo se termina el trabajo, siempre y cuando el proyecto se realice según lo previsto. 

2. Escuchan a sus colaboradores 

Uno de los principales retos del trabajo remoto/híbrido es que es más difícil crear empatía con las personas cuando no se está físicamente con ellas. Por ello, los colaboradores remotos pueden sentir que sus compañeros y jefes no están viendo todo su ser o su potencial. 

Pero el trabajo a distancia/híbrido también aporta ventajas de comunicación. Ahora se puede reunir a personas que normalmente no se conectarían -aquellas que se encuentran en lugares y zonas horarias diferentes o que viven en circunstancias distintas- para mantener conversaciones virtuales. 

Los líderes híbridos saben que tienen que aprovechar estas oportunidades al tiempo que minimizan el aislamiento. Para mantener la confianza y la imparcialidad de los colaboradores, algunos solicitan de forma proactiva su opinión en tiempo real, ya sea a través de encuestas periódicas, sesiones de opinión u otro método. 

3. Co-crean con sus colaboradores y los empoderan 

Según un estudio de Slack, el 75% de los ejecutivos quiere trabajar en la oficina, frente al 34% de los no ejecutivos. Lamentablemente, demasiados líderes senior no están dispuestos a ver los beneficios del trabajo remoto/híbrido, ni están dispuestos a escuchar y darle la palabra a los colaboradores.  

Las organizaciones híbridas líderes tienen la actitud contraria. No tienen miedo de poner a sus colaboradores en el asiento del conductor y hacerlos co-creadores del nuevo lugar de trabajo. 

Por ejemplo, EY ha creado lo que denomina un Consejo de Diseño, un equipo de colaboradores que abarcan todas las funciones, regiones y rangos, y que han sido seleccionados en función de su capacidad para actuar como defensores del cambio en todos los niveles de la organización. Juntos, el equipo utilizó sus diversos puntos de vista para crear la guía «Way of Working» de EY. 

Del mismo modo IBM organizó un «Think Forward Jam», un evento virtual de dos días para más de 34.000 colaboradores con el fin de co-crear recomendaciones y compartir las mejores prácticas de cómo todos podrían trabajar juntos y la transición a la nueva normalidad. 

4. Crean equidad entre los colaboradores remotos y los presenciales 

Cuando los colaboradores están dispersos, es demasiado fácil pasar por alto a los que no tienen tanto tiempo de contacto con la dirección. Los líderes híbridos de éxito se aseguran de que todos los colaboradores sean tomados en cuenta para los proyectos y los ascensos, y hacen un seguimiento de todos ellos para garantizar que nadie se quede atrás. 

Estos líderes también reconocen la injusticia que a menudo sienten los colaboradores cuyas funciones no les permiten trabajar desde cualquier lugar. Uno de los principales factores que contribuyen a las renuncias hoy en día es que los trabajadores de primera línea buscan funciones que ofrezcan más flexibilidad. 

Para combatir esto, los líderes de éxito se aseguran de que los trabajadores in situ tengan una flexibilidad comparable a la de sus homólogos remotos. 

Por ejemplo, Hilton ha redefinido sus funciones en las instalaciones y ha implantado un nuevo modelo de plantilla «SuperFlex» que permite al personal del centro de llamadas elegir su horario y el número de horas de trabajo. 

5. Establecen intenciones claras con sus colaboradores 

En los últimos dos años, todos hemos aprendido que vivir en una incertidumbre crónica es agotador. 

A medida que nos embarcamos en esta nueva normalidad del trabajo híbrido, es crucial que los empleadores proporcionen claridad y coherencia. Esto no sólo repercute en la productividad y el compromiso de los colaboradores, sino también en el bienestar de todos en la organización. 

Salesforce lo ha hecho con sus Acuerdos de Equipo de Trabajo Flexible (FTA), que describen cómo se realiza el trabajo, abarcando todo, desde cómo se programan los días de trabajo, cómo deben desarrollarse las reuniones y cómo colaborar de forma que todos estén conectados. 

Estos FTAs se componen de tres niveles – organización, función y equipo – creando así una experiencia consistente para todos. 

¿Quiere ser un líder híbrido de éxito? 

Si escuchas a los colaboradores mediante encuestas periódicas, te asegurarás de que su transición a la modalidad híbrida sea fluida y significativa. Contáctanos para saber cómo. 

Trabajemos juntos para hacer de tu organización un Gran Lugar para Trabajar