Cuidando: Chilquinta Energía

Artículo

Durante años el Grupo de Empresas Chilquinta se ha caracterizado por su cultura organizacional inclusiva, buen clima laboral y una permanente preocupación por el bienestar y desarrollo de sus colaboradores. Conversamos con Esteban Lavanderos, Gerente de Personas de Chilquinta Energía, quien nos contó acerca de los objetivos, las prácticas y las metas para el futuro de la compañía.

“Nuestro objetivo es cultivar una cultura de cuidado para nuestros colaboradores”

La reducción de su jornada laboral de 45 a 42 horas semanales, la posibilidad de tomarse la tarde libre el día del cumpleaños y un programa de post natal flexible, que permite el reintegro paulatino de la madre (colaboradora) a la organización hasta el primer año de vida de su hijo, son algunos de los ejemplos de cómo el Grupo Chilquinta lleva años desarrollando un intenso programa que demuestra su genuino interés en que sus trabajadores puedan equilibrar el trabajo con la vida personal y sus obligaciones familiares.

A raíz de ello, el año pasado obtuvieron el Primer Lugar de Las Mejores Empresas para Trabajar en Chile y en mayo pasado alcanzaron la posición 17 en Los Mejores Lugares para Trabajar de América Latina. Pero, sin duda, el gran reconocimiento a los años de trabajo fue la obtención del Caring for People Award, un premio que destaca, entre todas las organizaciones premiadas a nivel lationaméricano, a las compañías que buscan consistentemente crear espacios y lugares de trabajo positivos, donde las personas se sienten atendidas y entendidos como individuos a través de políticas y programas en las que demuestran una o más prácticas de “clase mundial”.

Conectados con la Calidad de Vida

Velar por los colaboradores es una decisión y un compromiso deliberado. Creemos en el círculo virtuoso que se da entre la preocupación, la entrega de beneficios, la tranquilidad, la confianza, la flexibilidad, la innovación y la productividad”, comenta Esteban Lavanderos Gerente de Personas de Chilquinta S.A.

Uno de los principales focos para cumplir este compromiso, es el impulso y ejecución de una serie de programas que demuestran interés por los colaboradores.

Un ejemplo de ello es el Plan Dulce Hogar, en el que la organización ayuda a quienes tengan más de un año de antigüedad, con préstamos que alcanzan hasta las 300 UF para ampliar, remodelar o adquirir una vivienda propia.

Por otra parte, cuentan con un amplio beneficio de sala cuna en donde se reembolsa hasta el 100% sin tope, para los niños hasta dos años, y en caso de que el recién nacido no esté en condiciones para asistir a un centro educacional, se entrega un bono para financiar su cuidado en el hogar, previo certificado médico y visita de la Asistente Social.

Para Esteban Lavanderos, medidas como la de la flexibilización o el trabajo desde la casa si surge un imprevisto, son prácticas altamente valoradas. “Dicha flexibilización de la jornada ha sido un tema netamente cultural, es una práctica que no hemos querido formalizar como política, pero todos nuestros colaboradores saben que, si tienen justificadamente problemas para llegar a trabajar, pueden estar tranquilos”, señala.

Deporte y Vida Sana

Otro de los aspectos que demuestra interés por promover ambientes sanos y de cuidado personal es el plan Me Cuido, el programa Calidad de Vida y el plan de Salud Ocupacional. En ellos, la organización se preocupa de elaborar una planificación de actividades, con el objetivo de promover hábitos de vida saludable, evaluar y controlar los factores de riesgo que puedan presentar los trabajadores, fomentar estilos de vida saludables y realizar chequeos periódicos a los cargos críticos de la compañía, entregando retroalimentación para prevenir posibles enfermedades.

“Hay una preocupación integral por el colaborador, por su salud, por el bienestar y desarrollo de las personas que conforman nuestra organización. Por eso implementamos medidas preventivas como la campaña de vacunación contra la Influenza, operativos oftalmológicos, exámenes de salud, charlas de alimentación, que se integran a la cobertura de Seguro Complementario de Salud y a diversos convenios médicos y dentales. A lo anterior, se suman actividades que la compañía apoya año a año, en la integración de nuestros colaboradores a las ramas deportivas de fútbol femenino y masculino, running, tenis de mesa, básquetbol, vóleibol y ciclismo”, explica Lavanderos.

Conozcámonos Más

Durante el año pasado, Chilquinta S.A. desarrolló un nuevo programa llamado Conozcámonos Más que tiene por objetivo saber más respecto de las inquietudes de los colaboradores, para poder ayudarlos con lo que necesitan. “Este programa de ayuda social nació con el sentido de tener un área de personas más proactiva que asistencialista, respecto de las necesidades de cada uno”, recuerda Lavanderos.

Por este motivo, se integró a la empresa un Asistente Social, que se preocupa de levantar información y conocer a los colaboradores para poder anticiparse a los problemas psicosociales que puedan tener las personas que trabajan ahí. Con esta información, se levantan líneas transversales para saber cómo atacar los distintos problemas o situaciones. “El valor de este programa está en que más que esperar pasivamente consultas, entrevistas o necesidades, el acompañamiento se van moviendo proactivamente, para generar la data necesaria para entender cómo están nuestros colaboradores y cómo los podemos ayudar”, aclara el Gerente de Personas.

Generar Culturas Colectivas

Para Lavanderos, los premios y reconocimientos que han recibido estos últimos años son fruto del esfuerzo de muchas personas. Con la obtención del primer lugar como la Mejor Empresa para Trabajar en Chile en 2018 y el premio Caring for People Award, por ser la compañía que tiene las mejores prácticas para que sus colaboradores mantengan un adecuado equilibrio laboral y familiar, el Grupo Chilquinta se convirtió en la primera organización regional en alcanzar estos reconocimientos, forjando un hito que quedará registrado en su historia.

Creo que las jefaturas y los lideres en general han jugado un rol fundamental en conocer, levantar información e ir adaptando las formas de las nuevas necesidades de las personas y las nuevas generaciones que se van sumando a nuestra fuerza laboral”, explica su Gerente de Personas.

Sin embargo, este es un ejercicio que no se hace de una sola vez. De acuerdo a Lavanderos, tiene que ver con que los canales de comunicación siempre estén abiertos, que en todas las reuniones haya una permanente retroalimentación de necesidades, que existan los espacios para que los colaboradores sientan la confianza para plantear, desde los sindicatos o las jefaturas, las distintas solicitudes, y al conocimiento que tienen sobre las personas después de años de trabajo en conjunto.

“Nuestro desafío a futuro es constante. Debemos reconocer que vamos a tener que cambiar y romper ciertos paradigmas, que tenemos que innovar de manera permanente con el objetivo de entregar más beneficios e ir compatibilizando las necesidades y requerimientos de nuestros colaboradores, ya que nos llena de orgullo que las personas se sienten únicas al trabajar acá”, concluye Lavanderos.

Trabajemos juntos para hacer de tu organización un gran lugar para trabajar

Completa los siguientes datos y uno de nuestros asesores se podrá en contacto.

Tu mensaje fue enviado exitosamente, te contáctaremos a la brevedad.