Desarrollando: Belcorp

Artículo

“Para nosotros la gente es lo más importante y sabemos que cuando las personas están comprometidas con un propósito, comparten valores sólidos, disfrutan de los retos, aprenden y realizan un trabajo que logra un impacto positivo, logran resultados extraordinarios”

En Belcorp los números hablan por sí solos. Con presencia en 14 países de América Latina, el Caribe y Estados Unidos, la corporación de la industria de la belleza brinda la oportunidad de crear un negocio propio de venta de productos de belleza a más de 800 mil mujeres en la región. Hacia dentro de la compañía, además, más del 70% de colaboradores son mujeres y más del 73% de sus posiciones de liderazgo son asumidas por mujeres.

Conversamos con Lisa Weinreich, Directora General de Belcorp Chile y David Perlroth, Gerente de Gestión Humana, quienes nos contaron cómo a través de la vivencia de su propósito y su compromiso corporativo con la sostenibilidad, sus colaboradores y colaboradoras – de los cuales el 62% son millennials – se desafían y se desarrollan como profesionales y como personas.

Para nosotros la gente es lo más importante y sabemos que cuando las personas están comprometidas con un propósito, comparten valores sólidos, disfrutan de los retos, aprenden y realizan un trabajo que logra un impacto positivo, logran resultados extraordinarios”, comenta Lisa Weinreich, primera mujer en liderar Belcorp Chile.

Con el foco en las mujeres

“Creemos en el espíritu emprendedor de la mujer y su poder para transformar su vida y la de su familia”

Ese propósito se encuentra en el centro del Backbone o columna vertebral de Belcorp, concepto que engloba la visión de la corporación, lo que los mueve y cómo trabajan. “Nuestras políticas de reclutamiento, selección y de gestión de desempeño son iguales para todos nuestros colaboradores y colaboradoras. No hacemos diferencias de género para el desarrollo, sino que todos tienen las mismas oportunidades”, comenta David Perlroth.

Lo más importante es nuestro propósito”, explica Lisa Weinreich. Y agrega, “no vendemos cosméticos, vendemos una posibilidad para millones de mujeres en Latinoamérica y eso nos mueve en nuestra estrategia y cada una de las acciones que hacemos. Creemos en el espíritu emprendedor de la mujer y su poder para transformar su vida y la de su familia, y ese propósito nos guía en cada una de las acciones que emprendemos. En cada consultora que nos elige para lograr su independencia económica y sus metas, no hay solamente una vendedora, si no una persona que queremos hacer crecer y desarrollarse para generar un impacto positivo en ella misma y en su entorno”, comenta.

Fruto de ese trabajo es que el año pasado obtuvieron el sexto lugar de Las Mejores Empresas para Trabajar en Chile, ranking elaborado por Great Place to Work®, y en mayo pasado la multinacional fue reconocida como la novena mejor empresa para trabajar en América Latina y con el premio Great Place to Work For All – Women. Esta última distinción reconoce a aquellas organizaciones que crean un Gran Lugar para Trabajar para todas las personas, independientemente de quiénes son y qué hacen, pero que se preocupan especialmente por el desarrollo y representación de las mujeres en su lugar de trabajo a través de sus políticas, prácticas y acciones.

Este reconocimiento es producto de una serie de transformaciones que se aceleraron durante el 2018. Salimos de un modelo donde nos centrábamos en evaluar el desempeño y migramos a un modelo de desarrollo que se enfoca en facilitar a nuestros colaboradores las herramientas necesarias para que se empoderen y logren sus objetivos. Mediante la definición de desafíos que los motiven y reten, les entregamos espacios continuos de retroalimentación y un plan de entrenamiento personalizado enfocado fortalecer las habilidades necesarias para lograr sus desafíos”, comenta Perlroth.

Metodologías ágiles

Alineados con su nueva estrategia, en años recientes Belcorp decidió entrenar a sus colaboradores a lo largo de la corporación en metodologías ágiles, formas de trabajo que promueven una comunicación directa, frecuente y constructiva, la búsqueda de soluciones simples y retroalimentación constante, la co-creación y la flexibilidad.

Para ello, se realizó en Chile el taller Backbone Ágil, que tenía como foco entender qué es la agilidad y cómo se conecta con los valores y propósitos de la organización. Según explica David Perlroth, el objetivo de este taller fue enseñar a los colaboradores en el país de qué se trata el modelo y cuál es su filosofía, con el fin de promover una cultura de aprendizaje constante, donde los colaboradores se empoderen y propongan desafíos que los reten a adquirir nuevos conocimientos y habilidades.

Para Lisa Weinreich, si bien en la organización hay cargos definidos y estructuras formales, en Belcorp trabajan fuertemente con equipos multidisciplinarios y multifuncionales, donde la colaboración entre los diferentes participantes, cada uno con puntos de vista distintos, es fundamental para el éxito de cada proyecto.

Trabajar con mentalidad ágil les permite tener muchos espacios de colaboración y aprendizaje, donde el rol del líder es primordial para empoderar a todos los colaboradores. “El papel de los líderes es clave en el desarrollo de cada una de las personas que trabajan aquí. Para ello, usamos lo que conocemos como Checkpoints, espacios especialmente pensados para realizar feedback y conversar acerca de cómo van sus desafíos, qué dificultades han tenido para alcanzarlos y, si los cuando los han logrado, sentar nuevas metas. Esto nos permite que nuestros colaboradores y colaboradoras estén constantemente motivados, ya que todos, independientemente de su cargo, tienen la posibilidad de liderar un proyecto”, explica la Directora General de Belcorp Chile.

Capacitación continua

Otro ejemplo de la importancia del desarrollo de sus colaboradores es que, a principios de este año, Belcorp realizó una importante alianza con LinkedIn, gracias a la cual los colaboradores de la multinacional pueden acceder a más de 13 mil cursos en línea para fortalecer habilidades duras y blandas. “Hoy buscamos personas con un interés genuino por aprender y desarrollarse”, explica Perlroth

Para ello, expertos de Belcorp han construido una malla de cursos recomendados que están alineados con las capacidades priorizadas por la corporación. Cada colaborador tiene libertad para elegir qué cursos tomar según sus intereses y el tiempo que desee dedicar a su formación.

Nos enorgullece poder decir que entre nuestros colaboradores hay tierra fértil para crecer, aprender y potenciar el conocimiento, las competencias y capacidades, independientemente del cargo, género o edad”, concluye el Gerente de Gestión Humana.

Trabajemos juntos para hacer de tu organización un gran lugar para trabajar

Completa los siguientes datos y uno de nuestros asesores se podrá en contacto.

Tu mensaje fue enviado exitosamente, te contáctaremos a la brevedad.