COVID-19: 5 razones por las cuales debemos conectarnos con nuestros colaboradores, hoy más que nunca

Columna

A pesar de que sus colegas estén físicamente separados los unos de los otros, este momento puede llevarlos a sentirse más juntos. Es una paradoja: puede haber una gran cercanía en tiempos de distancia social.

Mientras el COVID-19 nos fuerza a la distancia social, es crucial estar cerca emocionalmente. Las personas somos sociales, las organizaciones son instituciones sociales.

Nuestra investigación muestra que las organizaciones más exitosas son aquellas que tienen el mayor nivel de conexión, confianza, cuidado y seguridad emocional con sus colaboradores.

El COVID-19 nos presenta retos nunca antes vistos. La solución: concentrarse más que nunca en las cosas que sabemos son mejores para las personas, los negocios y el mundo.

Esto no es fácil, especialmente cuando los equipos deben trabajar de manera remota, muchos por primera vez. Se cuestiona la estabilidad e incluso la sobrevivencia de muchas empresas y trabajos. Otras personas deben hacer malabares entre el cuidado de sus hijos y el trabajo desde casa.

A través de todos estos cambios, volver a lo esencial es lo que nos permitirá salir de esto juntos.

Una de las cosas básicas con más impacto es escuchar. No importa si es por medio de acercamientos informales, simples, o a través de esfuerzos formales como encuestas Pulse; mantener la comunicación con los colaboradores y sus experiencias es crítico.

Presentamos a continuación 5 razones para escuchar a nuestros colaboradores hoy en día:

1. Demostrar que te importa

Cuando le preguntas a alguien cómo está, equivale a decirle que te importa.

Especialmente en estos tiempos, una pregunta tan sencilla de los líderes a sus colaboradores demuestra que sus experiencias son una prioridad, incluso mientras estos mismos líderes se deban enfrentar a decisiones rápidas y complejas día a día.

Al preguntarle a las personas cómo están, señalas que sus preocupaciones son importantes, durante estos tiempos cuando es fácil sentirse olvidado o invisible. Como hemos mostrado en investigaciones anteriores, este sentido de cuidar a las personas es un predictor importante de la salud de una organización.

2. Hacer comunidad

Para líderes y colaboradores por igual, las circunstancias que vivimos crean mayor presión y aislamiento.

Esto es especialmente cierto para los grupos a menudo marginados, que ya experimentan la exclusión y desigualdad más que otros colaboradores. Crisis como esta son momentos en los que las cosas empeoran, como hemos descubierto en nuestras investigaciones enfocadas en reestructuraciones.

El acto de escuchar a todos los colaboradores crea conexiones. Les dice a todos “no están solos”.

Crear oportunidades para que todos experimenten la comunidad es una manera poderosa de asegurar que los colaboradores no se sientan solos. Haga todo lo que esté a su alcance para evitar sesgos que separen a los equipos.

3. Crear seguridad

La seguridad psicológica es difícil de encontrar en estos días. La incertidumbre sobre el futuro de nuestro trabajo, de las finanzas y del cuidado de los niños pueden llevar al extremo a colaboradores de todas las industrias.

Preguntarles a las personas por sus experiencias no soluciona todo, pero escuchar es un primer paso clave para ofrecer algún consuelo entre tanta turbulencia. Escuchar a otros combate el aislamiento, el estrés y el miedo que crean la distancia social y la incertidumbre económica.

4. Dar esperanza

Cuando las cosas se salen de control, incluso un poco de control (por ejemplo, tener opinión sobre cómo hacer las cosas) puede traer esperanza.

Pídale a su equipo que haga aportes y proporcione ideas en medio de esta crisis. Esto puede cambiar el estado mental de las personas y darles un sentido de agencia que traerá esperanza que las cosas mejorarán en el futuro.

5. Mejore la inteligencia

Todos estamos actuando ciegamente estos días. Las cosas cambian tan rápido que es difícil predecir lo que traerán las próximas horas, menos los próximos minutos.

Como hemos compartido en nuestra más reciente investigación, los colaboradores pueden ayudarles a ver qué podría suceder en el camino. Sus ideas y experiencias los pueden ayudar a prepararse de mejor manera para los riesgos y oportunidades que aún no han sido reconocidas.

Los equipos pueden acercarse incluso estando lejos

Escuchar ahora es vital para la resiliencia de cualquier organización. Es una manera de ser bueno con los demás, de preocuparse de la gente y del mundo, mientras se refuerzan los negocios. Escuchar convierte estos momentos de incertidumbre en oportunidades para hacer que su organización sea más cercana que nunca.

A pesar de que sus colegas estén físicamente separados los unos de los otros, este momento puede llevarlos a sentirse más juntos. Es una paradoja: puede haber una gran cercanía en tiempos de distancia social.

 

Por Ed Frauenheim y Marcus Erb

Vínculo al artículo original

Trabajemos juntos para hacer de tu organización un gran lugar para trabajar

Completa los siguientes datos y uno de nuestros asesores se podrá en contacto.

Tu mensaje fue enviado exitosamente, te contáctaremos a la brevedad.