Cómo los mejores lugares para trabajar en el mundo crean una gran cultura global

Columna

Los colaboradores a nivel global quieren lo mismo en su lugar de trabajo: confianza. Ellos definen un gran lugar de trabajo como uno donde los líderes demuestran credibilidad, respeto y equidad. Al mismo tiempo, hay diferencias regionales en lo que hace que un lugar de trabajo sea sobresaliente.

Por Ed Frauenheim

Agitación política y económica en América Latina. Presión para trabajar 70 horas a la semana en Asia. Preocupación por los derechos y responsabilidades civiles en Europa. Reestructuraciones corporativas frecuentes en los Estados Unidos y Canadá. Un ritmo de negocio cada vez más rápido que afecta a prácticamente todas las industrias en todos los rincones del mundo.

En este contexto, los colaboradores a nivel global quieren lo mismo en su lugar de trabajo: confianza. Ellos definen un gran lugar de trabajo como uno donde los líderes demuestran credibilidad, respeto y equidad. Al mismo tiempo, hay diferencias regionales en lo que hace que un lugar de trabajo sea sobresaliente.

La firma de investigación y análisis Great Place to Work® llegó a esta conclusión al encuestar a 3.4 millones de colaboradores en 90 países, el mayor estudio de la cultura organizacional en el mundo. Nuestra investigación muestra que el sentido de comunidad es vital en los Estados Unidos y Canadá, la seguridad psicológica es clave en América Latina, la equidad está a la vanguardia en Europa y la sostenibilidad en el trabajo y la vida es central en Asia.

Estos hallazgos continúan aportando a la base de Great Place to Work®; examinar la experiencia de los colaboradores y reconocer los mejores lugares de trabajo en todo el mundo durante más de 30 años. Desde una perspectiva histórica, hay buenas y malas noticias para los colaboradores y las organizaciones del mundo.

Primero las buenas noticias. En los mejores lugares para trabajar de todo el mundo, los colaboradores están prosperando. Aproximadamente nueve de cada diez personas en estas empresas están teniendo una gran experiencia de trabajo. Y estas organizaciones están disfrutando de beneficios como por ejemplo mayor lealtad y retención, mejor productividad y más espíritu cooperativo.

Las buenas noticias se amplifican en los mejores lugares de trabajo del mundo del año 2019. Great Place to Work® acaba de publicar la lista anual, en conjunto a nuestro socio, la revista Fortune. Estas 25 organizaciones globales, lideradas por Cisco Systems en el número 1, no sólo están proporcionando una gran cultura en el lugar de trabajo para 300.000 personas, sino que como grupo siguen mejorando. Las calificaciones de los empleados de los mejores lugares para trabajar del mundo han aumentado un cinco por ciento desde que Great Place to Work® produjo este ranking por primera vez hace nueve años.

Ahora las malas noticias. Aproximadamente la mitad de los empleados de todo el mundo no tienen una gran experiencia en su lugar de trabajo. El resultado es infelicidad, menor desempeño empresarial y el desperdicio de potencial humano a escala planetaria.

Pero hay esperanza. Se encuentra en los mejores lugares para trabajar en el mundo 2019, así como también en los mejores lugares para trabajar reconocidos por Great Place to Work® en 60 países. Con estas organizaciones como ejemplo, y en base a nuestro análisis de datos, hay más buenas noticias: cada organización en cada región puede avanzar de manera que mejoren los resultados empresariales, los resultados para las personas que trabajan allí y los resultados para nuestro mundo.

Aspectos destacados de tres de los mejores lugares para trabajar en el mundo.

El gigante tecnológico Cisco Systems, más que cualquier otra empresa en el mundo hoy en día, nos muestra cómo una cultura de la confianza es beneficiosa en todo aspecto. Un claro ejemplo de esto es cómo la compañía ha unificado a sus colaboradores en torno a un sentido de servicio comunitario en los últimos años bajo el Gerente General Chuck Robbins.

Robbins tomó las riendas de la empresa de 75.000 empleados hace cuatro años. Dos años atrás tuvo un sueño vívido e inquietante. En él, visitaba un campamento de personas sin hogar y mientras estaba allí veía los rostros de su pastor y su padre. Cuando se despertó, supo que tenía que tomar medidas sobre la falta de vivienda que azota a San José, California, la ciudad de Silicon Valley en la que Cisco tiene su base.

Al día siguiente, llamé al alcalde“, recuerda. “Le dije: ‘Quiero involucrarme en la solución de este problema‘”.

Lo que ha sucedido desde entonces es una oleada de responsabilidad social en Cisco. Para empezar, la compañía hizo una donación de $50 millones en 5 años a Destination: Home, una organización sin fines de lucro dedicada a poner fin a la falta de vivienda en la región de San José. Y el compromiso de Robbins de ayudar a la comunidad resultó contagioso. O en sus palabras, su compromiso con el problema de la falta de vivienda simplemente llevó a los “Ciscoistas” en todo el mundo a compartir lo que ya estaban haciendo para servir a sus comunidades y para aumentar sus esfuerzos.

El trabajo comunitario va desde empleados de Cisco en Italia que se ofrecen como voluntarios para impartir clases de redes de datos a personas privadas de libertad, a un colaborador sudafricano que comenzó un orfanato en Ruanda, a un empleado indio que alimenta a las víctimas de las inundaciones en el país. Más cerca de la sede de Cisco en California, un colaborador de Cisco comenzó una organización para ayudar a las víctimas de la trata sexual en Oakland. Desde entonces ha dejado la compañía para centrarse en su organización sin fines de lucro, pero Cisco continúa apoyándola con dinero como subvención.

Hay un inmenso deseo de ayudar a la comunidad“, dice Robbins. “Estamos haciendo las cosas bien. La gente ha apoyado los esfuerzos que todos estamos realizando. Me han impresionado.”

Robbins y Cisco son parte de un impulso global para convertir la responsabilidad social en una prioridad empresarial. Robbins es miembro de la Mesa Redonda de Negocios de los Estados Unidos, un grupo de directores de empresas que recientemente declaró tener “un compromiso fundamental con todos nuestros stakeholders“, no sólo con los accionistas.

Entregar con el corazón

DHL Express, cuarto en la lista de los mejores lugares para trabajar en el mundo, también ha hecho que la filantropía sea central en su cultura global. La empresa de entrega de encomiendas, que puede ser una de las empresas más internacionalizadas del mundo, con operaciones en 220 países y territorios, tiene un programa llamado DHL’s Got Heart. La iniciativa reconoce a los colaboradores por su trabajo comunitario fuera de sus trabajos, con ceremonias a nivel nacional y regional. Regine Buettner, directora global de Recursos Humanos de DHL, dice que el programa se alinea perfectamente con el propósito general de la compañía de “Conectar a las personas y mejorar vidas” y habla de la forma en que los colaboradores y los clientes de hoy en día quieren hacer negocios con organizaciones impulsadas por una misión.

Algunos de los momentos más orgullosos de Buettner han sido en los eventos donde se premia a los ganadores de DHL’s Got Heart, a quienes se les da aproximadamente $27,000 dólares para dedicar a sus proyectos de filantropía. “La mirada en sus rostros no tiene precio“, dice. “Puedo ver que sus mentes ya están pensando en lo que pueden hacer con este dinero, a cuántas familias alimentarán o cuántos niños pueden ir a la escuela con este dinero“.

El secreto de DHL para una gran cultura global no es sólo la filantropía. También poseen una estrategia de negocios intencionalmente simple, apoyada por líderes bien entrenados, dice el director John Pearson. Esa fórmula ha permitido a la organización recuperarse de pérdidas en 2010 y mantenerse con éxito en la actualidad. En 2018, DHL Express reportó ganancias de aproximadamente $2,36 mil millones de dólares antes de impuestos e intereses.

Creemos firmemente en la simplicidad, manteniendo lo principal“, dice Pearson. “Creemos que las personas motivadas impulsan una excelente calidad de servicio, lo que a su vez crea clientes leales y una red rentable“.

El futuro del trabajo

Los mejores lugares para trabajar en el mundo también están liderando el camino hacia el futuro del trabajo. Muchos están poniendo en práctica elementos del estilo Innovation By All, un enfoque para generar nuevos productos, servicios y procesos que implica aprovechar la pasión e inteligencia de cada colaborador de la organización sin importar quiénes sean o lo que hagan por la empresa. Esto normalmente significa fomentar el desarrollo profesional de todos, en lugar de centrarse en un número limitado de empleados de “alto potencial”.

Se puede ver un compromiso con el crecimiento de sus colaboradores en la empresa de cosméticos con sede en Brasil Natura, número 22 en el ranking de los mejores lugares de trabajo de este año (La firma matriz de Natura, Natura & Co, también es propietaria de las marcas de cuidado personal The Body Shop y Aesop y está en proceso de adquirir la icónica empresa de cosméticos Avon). Hace tres años, Natura estaba viendo su nivel de rendimiento financiero decaer. La respuesta de la compañía fue duplicar el poder de su gente, unos 6.400 empleados en nueve países. Desecharon una evaluación tradicional del rendimiento económico, donde cada empleado tiene bonificaciones individuales. En su lugar, los gerentes ahora tienen “diálogos de desarrollo” al menos trimestralmente, dice Flavio Pesiguelo, vicepresidente de personas y cultura de Natura. Y para alinear a todo el equipo con el rendimiento general de la empresa, todos los empleados ahora tienen bonificaciones vinculadas al rendimiento a nivel de país y de toda la empresa, entre otros factores.

Pesiguelo dice que la iniciativa ha dado sus frutos en forma de mayores ingresos, así como también mejores niveles de participación de los empleados, mayores tasas de contratación interna y disminución de la rotación del personal.

Natura también está remodelando su estructura del trabajo. Hace un año y medio experimentó con un enfoque novedoso y ágil para desarrollar los productos de una de sus principales marcas de cosméticos, “Tododia”. Esto significó crear un equipo multifuncional con colaboradores en diferentes niveles de trabajo y dar al grupo autoridad para tomar decisiones basadas en las interacciones con los clientes. ¿El resultado? Reducción del tiempo de comercialización en lanzamientos de productos, así como empleados energizados, dice Pesiguelo.

Basándose en esos éxitos, Natura está implementando una forma descentralizada de trabajar en toda la empresa.

Es una estructura menos jerárquica, con más autonomía“, dice Pesiguelo sobre el nuevo enfoque. “Comenzamos una especie de revolución.”

Desarrollar un gran lugar para trabajar a nivel mundial

Imagínese lo revolucionario que sería si todos los lugares de trabajo del mundo fueran como Natura, DHL y Cisco. Lamentablemente, cientos de millones de personas en todo el mundo van a trabajar cada día en organizaciones que no se comparan a los mejores lugares para trabajar en el mundo. En estos lugares de trabajo de baja confianza, se está desperdiciando el potencial humano. Y los resultados de estos negocios están rezagados.

Pero los mejores lugares de trabajo están mostrando una mejor manera de hacer las cosas. Y nuestra investigación muestra lo que más importa en cada región: comunidad, seguridad, equidad o sostenibilidad.

Con los mejores lugares para trabajar como modelos a seguir, y a través de estrategias basadas en datos, se está viendo un futuro mejor. Estas organizaciones invierten de su tiempo para entender la experiencia de sus colaboradores y para reflexionar sobre como las cosas pueden mejorar de maneras que beneficien a los negocios, las personas y el mundo.

 

Ed Frauenheim es director senior de contenido en Great Place to Work® y coautor de A Great Place to Work For All.

Vínculo al artículo original

Trabajemos juntos para hacer de tu organización un gran lugar para trabajar

Completa los siguientes datos y uno de nuestros asesores se podrá en contacto.

Tu mensaje fue enviado exitosamente, te contáctaremos a la brevedad.