Mejor para el negocio

Noticia

¿Conoces aquel momento cuando escuchas una palabra que has escuchado muchas veces antes, pero de pronto toma un nuevo significado y luego la comienzas a escuchar una y otra vez? Bueno, eso me sucedió recientemente con dos palabras: “narrativa” y “empujón”.

He tenido unas semanas llenas de acción, durante las cuales tuve la oportunidad de presentar en dos increíbles eventos, primero en el Salesforce’s Dreamforce y luego en el Workday Rising. Ambas son organizaciones notables, repletas de personas y líderes notables. Me animó mucho ver que las conversaciones en estos eventos giraron en torno al uso de la tecnología de una manera inclusiva y humana que, como decimos en Great Place to Work, es “Better for Business, Better for People, Better for the World” (Mejor para el Negocio, Mejor para las Personas y Mejor para el Mundo). Sin importar el tema específico (inclusión, diversidad, reclutamiento de talento difícil de encontrar, vehículos autónomos, conservación, globalización, falta de vivienda, agua, igualdad, bienestar o sueños), los últimos 10 minutos de cada sesión siempre volvieron a centrarse en las personas y la cultura.

En Saleforce, me tocó estar en un panel con el “gran” Laszlo Bock, quién lideró la gerencia de personas en Google durante una década, ayudando a crear una de las culturas corporativas más legendarias en la historia de los negocios. Mientras conversábamos antes de nuestra presentación, él usó la palabra “empujón”. Esto me llamó la atención en ese momento, pero no fue la última vez que lo escucharía. Rememorando las últimas semanas, me queda claro que en la misma manera que la tecnología nos despierta, nos recuerda que debemos detenernos y nos anima a meditar, pronto nos permitirá saber cómo y cuándo recompensar a alguien, escuchar con mayor agudeza, alejarnos de nuestros teléfonos inteligentes o dar retroalimentación customizada a un empleado, basándose en su tipo de personalidad y preferencias. Si se utiliza de manera correcta, nos ayudará a mantener a las personas como prioridad.

Todos necesitamos un “empujoncito” a veces para alterar nuestro comportamiento, para hacer más de una cosa y menos de otra, o detener por completo lo que estamos haciendo. También necesitamos contar la “narrativa” o las historias de éxito sobre lo que está funcionando bien en nuestros negocios y nos está ayudando a alcanzar nuestros objetivos. Estoy orgulloso que los datos y las ideas que entregamos a nuestros clientes y partners sirven como bases para este “empujoncito” y “narrativa”. Esto nos permitirá aumentar la conexión que tenemos unos con otros, con las personas para las que trabajamos y las que trabajan para nosotros. Esta conexión es lo que crea la seguridad psicológica y emocional que es la base para el respeto, la imparcialidad y la innovación en cualquier compañía.

 

Todo lo mejor,


Michael C. Bush
CEO
Great Place to Work

Trabajemos juntos para hacer de tu organización un gran lugar para trabajar

Completa los siguientes datos y uno de nuestros asesores se podrá en contacto.

Tu mensaje fue enviado exitosamente, te contáctaremos a la brevedad.