La importancia de potenciar el desarrollo de los colaboradores

Artículo

En un escenario tan dinámico como lo ha sido el 2021, las necesidades tanto de las organizaciones como de las personas han cambiado. En…

En un escenario tan dinámico como lo ha sido el 2021, las necesidades tanto de las organizaciones como de las personas han cambiado. En este contexto, la sensación de desarrollo y las posibilidades de crecer que tienen los colaboradores dentro de sus organizaciones han adquirido una especial importancia, situándose como uno de los grandes temas de la gestión de personas para los próximos años.

La pandemia implicó diversos cambios para muchas organizaciones alrededor del mundo: cambios tanto en el negocio, en la cultura organizacional y en los puestos de trabajo propiamente tal. Estos cambios significaron grandes esfuerzos de adaptación por parte de los colaboradores, que conllevó, en muchos casos, el tener que adquirir nuevos conocimientos para poder realizar sus tareas diarias.

Varios de estos cambios fueron más evidentes: nos tuvimos que acostumbrar a plataformas online para comunicarnos (que antes no utilizábamos o no tan frecuentemente), muchas organizaciones migraron a espacios de interacción totalmente virtuales, etc. Otras organizaciones tuvieron cambios más profundos, los que modificaron el cómo se hacían las cosas y las habilidades necesarias por parte de los colaboradores, lo que requirió el apoyo y acompañamiento por parte de dichas compañías.

Al mismo tiempo, la oferta de capacitación se adaptó a los nuevos tiempos: la posibilidad de capacitarse de manera 100% online hoy está a la mano de todos. Durante los últimos dos años las plataformas de aprendizaje se han logrado posicionar de una manera diferente y los clásicos cursos y diplomados están ahora disponibles para ser desarrollados de manera remota. Este aumento en la oferta, variedad y medios ha hecho que, para todos, el entrenamiento sea visto de otra forma. 

A la luz de los hechos recientes y de algunos fenómenos provocados por la pandemia, el desarrollo es visto hoy de otra manera y más que un “extra” por parte de la organización, hoy es un must de la gestión de personas, especialmente considerando todos los cambios que implicó el Covid-19. Los datos nos indican que es un tema relevante para los colaboradores y que, si bien es una fortaleza en Los Mejores Lugares para Trabajar del Mundo y de Latinoamérica, es una oportunidad de mejora para las organizaciones chilenas. 

¿Cuáles son los desafíos en relación con el desarrollo laboral para las organizaciones? ¿A qué aspectos hay que prestarles mayor atención?

En el mundo, en Latinoamérica y en Chile

Los hallazgos de la investigación de Great Place to Work® indican que la experiencia de los colaboradores respecto al desarrollo es una de las cosas que distingue a las mejores organizaciones del mundo. En promedio, en comparación con otros lugares de trabajo, en los Mejores Lugares para Trabajar del Mundo 2021, el 84% de los colaboradores dicen que se les ofrecen oportunidades de capacitación para desarrollarse profesionalmente. En las organizaciones que no figuran en esta lista, solo el 70% de los colaboradores dice lo mismo.

Cuando analizamos la percepción respecto a la capacitación en nuestra región y país, también vemos diferencias importantes. La satisfacción respecto a la capacitación alcanza un 95% entre las 125 organizaciones premiadas en la lista de Los Mejores Lugares para Trabajar en Latinoamérica 2021, mientras que, entre los colaboradores de la lista de Chile, solo un 76% de los colaboradores perciben que se les ofrece desarrollo para su crecimiento profesional. 

Específicamente, los datos de Los Mejores Lugares para Trabajar en Chile 2020 nos indican que tanto la sensación de imparcialidad en los ascensos y de desarrollo al interior de las organizaciones son oportunidades de mejora para las compañías chilenas. Si bien la percepción respecto a estas temáticas es significativamente mejor en las organizaciones reconocidas, siguen siendo parte de los aspectos con peor evaluación, inclusive, entre las mejores del país.

¿Los ascensos se les dan a quienes más lo merecen?

La movilidad interna y los ascensos son parte del desarrollo profesional de los colaboradores al interior de cualquier organización. En nuestro país, este aspecto se sitúa como un desafío para todas las organizaciones medidas durante el periodo 2020 – 2021, específicamente en lo relacionado con la imparcialidad de los líderes al tomar una decisión de este estilo. 

Nuestra investigación en Estados Unidos muestra que la equidad en los ascensos se cuestiona más cuando las personas no tienen la oportunidad de apelar la decisión, y que los líderes, aunque tienen limitaciones en relación con la confidencialidad del proceso, pueden hacer un mejor trabajo identificando y expresando cuando creen que un colaborador tiene habilidades para hacerse cargo de un proyecto o equipo. Los colaboradores necesitan sentir que sus jefaturas maximizan su potencial y que lideran para todos. 

En este sentido, los líderes pueden impulsar las percepciones de equidad al interior de la organización de diferentes maneras, como por ejemplo facilitando espacios y preocupándose tanto del crecimiento profesional y personal de los colaboradores, de dar a las personas herramientas para que la gente se empodere respecto a su futuro profesional, no limitando el crecimiento de las personas haciendo coincidir su perfil de carrera con el organigrama, y asesorando activamente al equipo de trabajo. 

La clave está en liderar pensando en todos y entregando conocimientos, herramientas y experiencias para impulsar el desarrollo de los equipos de trabajo y sus integrantes.

Capacitación y entrenamiento

Una buena experiencia en el lugar de trabajo y la percepción de bienestar por parte de los colaboradores se relaciona con las oportunidades de desarrollo que la organización ofrece. Las personas quieren progresar, quieren saber que están avanzando. En este sentido, la capacitación ayuda a que cada colaborador pueda ver oportunidades de mejora en su desarrollo profesional, además de sentirse valorado al ver que la organización invierte en sus talentos. 

Para apoyar a los colaboradores en esta búsqueda, es importante entregarles una amplia gama de oportunidades para aprender nuevas habilidades y trabajar en tareas desafiantes. Uno de los aspectos esenciales para lograr lo anterior, es conocer al equipo y reconocer sus particularidades. Durante este año hemos conocido la experiencia de diversos clientes, y hay algunos aprendizajes transversales: 

Parte por lo básico: La pandemia exigió que muchos de nosotros tuviésemos que “subirnos al carro” de la tecnología y que tuviésemos que aprender, lo más rápido posible, a trabajar desde la casa. Antes de ofrecer cursos en programación, atiende a aquellos que tienen necesidades más inmediatas. Con pequeñas acciones de entrenamiento, puedes ayudar a quienes necesitan más apoyo para hacer sus tareas cotidianas. 

¿Qué es lo que mejor funciona en el equipo?: Actualmente existen muchas plataformas de aprendizaje e-learning con una amplia oferta de cursos. El entregar únicamente una licencia para plataformas de este estilo puede funcionar cuando el equipo tiene ciertas características, mientras que en otros casos pueden ser recursos invertidos de manera ineficiente. Antes tomar una decisión, escucha a los colaboradores e intenta ponerte al servicio de lo que realmente necesitan.

• Desarrollo integral: Conocer el equipo no solo se trata de entender cómo aprenden, sino que también preocuparse de su desarrollo en otros ámbitos fuera de lo laboral. Hay muchas organizaciones que capacitan no solo respecto a las habilidades técnicas necesarias o sobre los requerimientos específicos para cada cargo, sino que se preocupan por el desarrollo integral de las personas. 

Por ejemplo, el facilitar espacios para que los colaboradores puedan aprender o mejorar sus conocimientos de otro idioma es una medida que, si bien puede no aportar a la labor diaria, si puede ayudar a la sensación de que existe una preocupación genuina por ellos y por su desarrollo.

 Perspectiva de género: Al mismo tiempo, es importante considerar qué espacios están teniendo los colaboradores para aprender. Si la capacitación está pensada para ser desarrollada fuera del horario laboral, se genera una política sin perspectiva de género y que no reconoce la realidad de muchos fuera del horario de oficina. Intenta proporcionar espacios que permitan que todos puedan tener las mismas oportunidades de desarrollo. 

Invertir en el desarrollo laboral de las personas no solo es bueno para los colaboradores, sino que es bueno para el negocio. El contar con colaboradores más preparados al interior de la organización tiene importantes implicancias para el desempeño de la compañía, además de que capacitar a los colaboradores e inspirarlos a mejorar es una gran manera de retener el mejor talento de la organización.

¿Quieres saber cómo está tu organización en relación con el desarrollo y la capacitación? Contáctanos

Trabajemos juntos para hacer de tu organización un gran lugar para trabajar

Completa los siguientes datos y uno de nuestros asesores se podrá en contacto.

Tu mensaje fue enviado exitosamente, te contáctaremos a la brevedad.