Propósito

Columna

Aunque es desafiante, perseguir nuestro propósito es la razón que nos hace sentir vivos, conectados, afortunados, bendecidos y relevantes.

Muchas veces escuchamos esta palabra, pero ¿qué significa realmente? Para mí, el propósito trasciende las pérdidas y ganancias, los balances generales y los cálculos del EBITDA. Es algo que nos permite conseguir algo importante que definitivamente afectará muchas vidas. El propósito requiere de un esfuerzo colectivo: no lo podemos alcanzar solos. Es la razón por la que pasamos tanto tiempo alejados de nuestras familias, para hacer esto que llamamos “trabajo”. Es la razón por la que llegamos tarde a los partidos de fútbol, cenas familiares, fiestas de cumpleaños, visitas de nuestros padres, a buscar a los niños al jardín infantil, consultas con el veterinario y tantas más. El propósito es también la razón por la cual a veces nos cuestionamos nuestras prioridades y decisiones en la vida.

Aunque es desafiante, perseguir nuestro propósito es la razón que nos hace sentir vivos, conectados, afortunados, bendecidos y relevantes. Nos llena con un sentimiento mágico y curativo de esperanza, como si fuéramos capaces de hacer cosas realmente significativas en esta vida, haciéndonos mejores a nosotros y a quienes nos rodean. El propósito nos permite sentirnos cómodos cuando nos vemos en el espejo y sentirnos bien cuando vemos las caras de quienes aprecian nuestro propósito.

El 5 de marzo de 2019, Milton Moskowitz falleció a los 91 años. Aunque ustedes puedan no reconocer su nombre, él escribió en 1984 junto a Robert Levering, el libro éxito de ventas que llegó a ser la lista de Mejores Empresas de la revista Fortune en 1998. También creó, accidentalmente, una empresa llamada Great Place to Work®.

Estos hombres pasaron su vida escribiendo sobre justicia social, no violencia, ambientalismo y justicia laboral. Su propósito no era hacer encuestas o listas. Como lo puso Milt en el Times en 1973: “La teoría en la que yo creo es que las empresas que tienen la suerte de contar con administraciones preocupadas por la justicia, van a rendir más que su competencia en el largo plazo. Esto ocurrirá porque están más alineadas con las necesidades de la sociedad”. Más adelante desarrolló el campo de la responsabilidad social, siempre con un enfoque puesto en los resultados finales.

Conocí a Milt cuando él tenía 89 años. Se quedaba dormido en la mitad de las frases, pero prometía que no era porque yo lo estuviera aburriendo. Cuando le propuse agregar un “FOR ALL” a la misión de Great Place to Work®, me dijo con mucho entusiasmo: “Me encanta, eso es exactamente lo que estábamos tratando de hacer… Me encanta”. En ese momento, no me sentí como un innovador. En realidad, me sentí como un continuador.

Desde el primer día, el propósito de Great Place to Work® no ha sido crear encuestas o hacer listas, así como sus propósitos no son limpiar habitaciones de hotel, escribir códigos, vender productos o ampliar sus cuotas de mercado. En Great Place to Work®, nuestro propósito es hacer una diferencia, trabajando con ustedes para crear Grandes Lugares para Trabajar FOR ALL. Para eso nos aguantamos el jet-lag y nuestros hijos a veces llegan a la escuela con calcetines que no coinciden. Pero vale la pena. Creemos que estamos en la “Era de la Confianza” de las empresas, y cada uno tiene un rol que cumplir para asegurar que todos trabajen en compañías confiables donde puedan, ellos también, encontrar un propósito y sentido en su trabajo.

Gracias a Robert y a Milt, nosotros tenemos nuestro propósito, y estamos aquí a apoyarlos a ustedes a encontrar el suyo.

Michael C. Bush
CEO
Great Place to Work®

Trabajemos juntos para hacer de tu organización un gran lugar para trabajar

Completa los siguientes datos y uno de nuestros asesores se podrá en contacto.

Tu mensaje fue enviado exitosamente, te contáctaremos a la brevedad.